Piratas de Sudamérica

Pablo Diaz-Reixa debe estar ante la durísima encrucijada de encaminar su tercer disco, tras un aplastante y abrumador éxito de su segundo trabajo como El Guincho (Alegranza, 2007, Discoteca Océano, Junk, XL). Los que vimos a Pablo durante sus años de caminar piano bajo el brazo por salas y locales de Barcelona, no dejamos de alucinar todavía hoy con lo que debe ser vivir un fenómeno así. Un día te dedicas a autoproducir a todas horas, con tu gente, tras haber sido un referente de la escena local con Coconot (muy-muy recomendables) y a los dos meses estas tocando en todos los festivales habidos y por haber, girando por medio mundo y disfrutando del reconocimiento casi unánime de todo el mundo de la música digamos alternativa.

Evidentemente tu próximo trabajo contará con todos esos medios que nunca antes habías imaginado, tiempo, producción y dinero a tu servicio, para entregar una segunda obra que todo el mundo espera con cierta ansiedad. El trabajo que te debe confirmar o el que puede dejarte como flor de un día, ese al que gente como Pitchfork desea hincarle el diente para consagrarte o para decir, antes molabas mucho más cuando “casi” nadie te conocía. Son los códigos de la nueva música, esos que nacen de la conexión a internet, de myspace y de que cualquier cosa pueda correr como un virús de aquí para allá. En cierto modo, es un proceso que también Delorean debe estar viviendo ahora y que probablemente les agobie más cuando se acerque el momento de plantear ese próximo trabajo, el post Subiza.

Por el momento y aunque las noticias apuntaban que El guincho estaba preparando ese nuevo disco por Berlin, antes de volver a su Barcelona adoptiva y al ruedo de los directos, el paso ha sido editar una serie de EP’s  bajo el título Piratas de sudamérica. La serie promete ser de edición limitadísima, revisando temas reconocidos y perdidos, en sus propias palabras. Lo bueno es que ya podemos escuchar el primero a través de soundcloud o comprarlo en las principales tiendas on y off-line. Y lo malo, que aunque el sonido sigue siendo interesante, parece un medio tiempo que nos hace tener ganas de escuchar más, sobre todo si es nuevo y en versión larga (y alegre, si se puede pedir). Destaca la colaboración con Julieta Venegas, que digan lo que digan, como cita el anterior post de INK, es una buena aportación vocal. Mi preferida, la melancólica Cuerpo Sin Alma. Y de regaliz, hoy ponen en internet Bombay, nuevo tema (que lleva como 2 años por internet).

YT044 – El Guincho – Piratas de Sudamerica by Young Turks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *